La dieta ‘mindfulness’ o alimentación consciente.

El origen de la palabra “dieta” proviene de la palabra griega “diaita” que significa forma de vida. ‘Mindfulness’, por otro lado, se refiere a la consciencia. Por lo que, dieta mindfulness significa ser conscientes como una forma de vida, por tanto, atender a nuestras sensaciones corporales al comer, a las señales de hambre y saciedad, así como a las emociones y pensamientos que se dan cuando comemos o aquellas relacionadas con el acto de comer.

Esta dieta mindfulness no prescribe un tipo o cantidad de comida. El ser consciente como modo de vida no requiere un esfuerzo constante, sino que nos ofrece una forma completamente distinta de relacionarnos con la comida sin inducir a que la culpabilidad te diga: “será mejor que vigile lo que como”.

¿Qué conseguimos alimentándonos conscientemente?

  • Disfrutar más de la comida.
  • Comer de todo pero comiendo menos.
  • Cambiar de hábitos alimentarios.
  • Aprender a reconocer y tomar consciencia de las sensaciones corporales: ¿tengo hambre o es sólo apetito?
  • Ser más conscientes de cómo influyen nuestras emociones en nuestra forma de comer y aprender a manejarlas.
  • Romper la relación con ciertos pensamientos automáticos o “inconscientes” y el impulso de comer.
  • Tratarte mejor y no autosabotearse.

Te voy a proponer un ejercicio:

Durante tres días, lleva un diario de comidas. En él, registra todo lo que comes durante el día: desayuno, tentempiés, picoteos, almuerzo, merienda, cena, y registra la hora a la que lo haces.

Tras estos tres días, lee el diario y toma consciencia de todo lo que tu cuerpo ha recibido como alimento por tu parte y pregúntate: ¿Soy consciente de la cantidad de alimento que ha procesado mi cuerpo?, ¿He sido consciente de todos esos alimentos que han estado en mi cuerpo?, ¿Qué información me dan los horarios en los que he comido?: ¿Rutina?¿Disciplina?¿Orden?, ¿Tapan los dulces que tomo alguna carencia? Sigue haciéndote este tipo de preguntas hasta que desmenuces el contenido de tu diario.

De esta manera nos hacemos conscientes no sólo de lo que compone nuestra dieta sino de cuándo, cómo, en qué ocasiones y en qué circunstancias comemos. Esta información te va a proporcionar la oportunidad de corregir aquello que no te sirve y quedarte con lo que funciona.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s